HISTORIAS DE EXITO

2018-03-17 07.48.16-400web.jpg

Cada voluntario en el Centro tiene una historia diferente, pero comúnmente escuchamos que les gusta el trabajo y los jornaleros, y que aprenden tanto de ellos que siguen haciendo trabajo voluntario por años.

Richard

Richard es un propietario y administrador de propiedades para alquilar. Hace mas de diez años necesitaba a alguien para un trabajo de limpieza de emergencia y necesitaba ayuda inmediata. Había visto grupos de trabajadores parados en El Camino Real así que manejó ahí y se encontró rodeado por 15 personas buscando empleo. A pesar de su español básico, la experiencia le resultó intimidante, muy incómoda, y se marchó sin un trabajador.

Posteriormente, escuchó sobre un nuevo Centro Jornalero que había recién abierto. Se alegró de encontrar la ayuda necesaria en un entorno de oficina. Explicó qué tipo de asistencia necesitaba y fue conectado con dos jornaleros.

Después de haber tenido una buena experiencia como empleador, volvió al Centro para ofrecerse como instructor voluntario de inglés. Richard también quería mejorar su propio español así que esa posición le quedó bien. Después de unos años de enseñar una o dos clases de inglés cada semana, a Richard todavía le gusta su clase y está feliz de estar haciendo una diferencia en las vidas de los jornaleros.

David

“Considero un privilegio donar mi tiempo al Centro. El apoyo y los servicios amplios que se ofrecen aquí me inspiran, y me conmuevo a hacer lo que pueda para promover la misión del Centro. Estoy particularmente emocionado por los esfuerzos que se van haciendo para mejorar los vínculos comunitarios entre los jornaleros y los residentes de larga duración de nuestros vecindarios.

En todo el Centro veo un respeto profundo de la dignidad de todas las personas; es un honor formar parte de este trabajo.”

img_main_home.jpg